Monfragüe

 

Parque Nacional de Monfragüe: Patrimonio Histórico

Patrimonio Histórico

Castillo de Monfragüe. Monfragüe Rural. Parque Nacional de Monfragüe. Cáceres.
Castillo de Monfragüe

La situación estratégica de Monfragüe, enclavado en sierras que se elevan sobre amplias llanuras, y la abundancia de agua, pesca, caza y frutos, han hecho que el hombre se asentara en estas tierras desde la Edad del Bronce. Época en la que están datadas las pinturas rupestres, encontradas en algunos abrigos de los roquedos, que representan grupos familiares, escenas de caza y animales. También se han encontrado estelas de guerreros en las proximidades del Parque.

Chozo en Villarreal de San Carlos. Monfragüe Rural. Parque Nacional de Monfragüe. Cáceres.
Chozo en Villarreal de San Carlos

Posteriormente son las tribus celtas las que en el Siglo VI a.C. ocupan estas tierras donde se ubicaron varios castros vetones.

A los vetones siguió la conquista romana, que denominaron a la zona “Monsfragorum” (Monte fragoso). Los romanos extienden la agricultura y la ganadería, construyen algunas fortificaciones en lo alto de las sierras y se asientan en las villas próximas al Parque. Vestigios suyos son algunos puentes, tumbas y la base de piedra de la calzada.

Ermita Virgen de Monfragüe. Monfragüe Rural. Parque Nacional de Monfragüe. Cáceres.
Ermita Virgen de Monfragüe

Durante la ocupación árabe, los caudillos Tarik y Muza, vencedores de las batallas por Mérida y Toledo, iniciaron las obras de construcción de una fortaleza que constaba de dos recintos amurallados y cinco torres, hoy prácticamente destruidas tras la Guerra de la Independencia. Se mantienen en pie los restos de una torre circular y la pentagonal Torre del Homenaje, así como algunos fragmentos de muralla y el Aljibe.

Los árabes cambiaron el nombre romano por el de “Al Monfrag” (El Abismo). La presencia árabe dura hasta el siglo XII, en el que la fortaleza pasa a manos cristianas. Durante este siglo cambió con frecuencia de dueños, siendo Fernando II de León el primer cristiano que lo conquistó a los sarracenos, pero no el único, ya que éstos lo volvieron a reconquistar, para volver a apoderarse de ella Alfonso VIII tras la fundación de Plasencia donando la fortaleza a la Orden Militar de Santiago.

Pinturas rupestres. Monfragüe Rural. Parque Nacional de Monfragüe. Cáceres.
Pinturas rupestres

A mediados del siglo XV (año 1.450), el Cardenal de Plasencia Juan de Carvajal ordena la construcción de un puente sobre el río Tajo, con el fin de comunicar Plasencia con Trujillo. El Puente del Cardenal se levantó, según noticias de la época, a pieza de oro por piedra, y era, junto con el puente de Alcántara, los dos únicos sobre el río Tajo en Extremadura.

En el siglo XVIII, Carlos III ordenó la construcción del pueblo de Villareal de San Carlos, aldea para albergar a las tropas que tenían la misión de vigilar el continuo pillaje y asalto al que se veían sometidos los viajeros y caravanas que transitaban por el Puente del Cardenal hacia Trujillo y Plasencia.